Baja Plastic Surgery & MedSpa

¿Qué es la Abdominoplastía?

La Abdominoplastia o Lipectomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en reconstruir la pared abdominal eliminando el exceso de piel y grasa del abdomen,  tensionando los músculos de la pared abdominal logrando remodelar la forma de la cintura, abdomen y tronco del cuerpo.  Normalmente las áreas tratadas se encuentran debajo del ombligo.

Muchas personas desean lograr un abdomen plano y tonificado con ejercicio y pérdida de peso, sin embargo estos métodos pueden no lograr nuestros objetivos.

La lipectomía es el procedimiento quirúrgico que sirve para eliminar del abdomen la piel sobrante.

¿Quiénes son los mejores candidatos para una Abdominoplastia?

  • Personas con sobrepeso que se sometieron a cirugía de manga gástrica
  • Personas que tuvieron una pérdida significativa de peso
  • Personas con flacidez abdominal
  • Mujeres que han tenido uno o más embarazos etc…

Esta cirugía se realiza en quirófano bajo anestesia general o epidural. No es un procedimiento para la pérdida de peso ni un tratamiento para eliminar estrías.

Antes y Después:

¿Qué es lo que no logras con una lipectomía?

La lipectomía no es un substituto de la pérdida de peso o un programa de ejercicio; tampoco sirve para corregir las estrías, aunque en algunas ocasiones se pueden extraer si se encuentran localizadas en las áreas en las que es removido el exceso de piel.

Generalmente las áreas tratadas se encuentran localizadas abajo del ombligo.

La lipectomía está indicada en pacientes que han tenido varios hijos y también en aquellas personas que ha perdido varios kilos de peso y resulta en piel sobrante que no se recupera con ejercicio ni con liposucción.

Es un procedimiento que requiere hospitalización por una noche y cuidados por un periodo de 2 semanas. Se realiza bajo anestesia y frecuentemente se combina con liposucción de la cintura, espalda, piernas, etc. para lograr una figura más estilizada.

¿Qué puede esperarse luego de la intervención quirúrgica?

En realidad es importante saber que los resultados se comenzarán a ver a mediano plazo y el resultado definitivo al año. Al inicio de la recuperación el abdomen estará inflamado durante varios días, se pueden apreciar hematomas y habrá dolor en toda la zona operada, por lo que probablemente el cirujano indique analgésicos en dosis adecuada al caso.

Se verá una cicatriz muy notoria que, incluso, puede hacerse más evidente con el paso de los días, sin embargo luego de los primeros seis meses comenzará a reducirse y poco a poco se hará casi imperceptible, aunque como toda cicatriz, jamás desaparecerá por completo. El uso de productos especiales puede ayudar a una mejor cicatrización y su médico puede informarle al respecto.

En cuanto a la recuperación, no se puede hacer actividad física de inmediato y el reposo estará de acuerdo a la dimensión de la cirugía realizada. Cuando se reanude la actividad deberá ser en estricto cumplimiento de las indicaciones del cirujano plástico.

Muchos pacientes son autorizados a reiniciar una vida normal alrededor de los 30 días posteriores a la operación y quince días después podrá realizar actividad física o deportes, siempre de acuerdo a la evaluación y criterio de su médico.

Una de las grandes ventajas de la abdominoplastía es su duración, ya que es casi permanente, teniendo los cuidados del caso y si no hay un nuevo embarazo. En caso de una nueva gestación el resultado puede renovarse con otra abdominoplastía, y en el caso de que haya un aumento ligero de peso, no es necesario recurrir al bisturí.

 

Imprimit Cupón: