Baja Plastic Surgery & MedSpa

La cirugía de reducción de senos (también conocida como mamoplastía), elimina el exceso de grasa del pecho, tejido glandular y piel para lograr un tamaño de senos en proporción con su cuerpo y para aliviar las molestias asociadas con senos demasiado grandes.

A menudo, las mujeres con gran flacidez o pechos desiguales no están satisfechas con su apariencia física. Algunas experimentan dolor o malestar por el peso de sus pechos y la presión de tirantes del sujetador en su hombro.

Una reducción mamaria se realiza bajo anestesia general.

Una de las técnicas más utilizadas se llama reducción de  tipo mckissock. Esta técnica consiste en una  incisión vertical y otra horizontal realizadas en torno a la zona del pezón

La reducción mamaria es una buena opción para usted si:

  • Usted está físicamente saludable
  • Tiene expectativas realistas
  • Usted no fuma
  • Está inconforme por la sensación de que sus senos son demasiado grandes
  • Sus senos limitan su actividad física
  • Experimenta dolor en espalda, cuello, hombros causado por el peso de sus senos
  • Usted tiene muescas regulares de tirantes que sostienen los senos pesados
  • Usted tiene irritación de la piel debajo del pliegue del seno
  • Sus pechos cuelgan demasiado y han causado estrías en su piel.
  • Sus pezones están por debajo del pliegue del seno
  • Usted tiene areolas agrandadas causadas por estrías.

Cuando se realiza el procedimiento de reducción de mama, se aplican en las incisiones apósitos o vendajes. Una venda elástica o sostén de apoyo pueden ser usados para minimizar la hinchazón y como soporte para  los senos mientras se curan.

Un pequeño tubo puede ser colocado temporalmente bajo la piel para drenar el exceso de sangre o líquido que puede acumularse.

Tiempo de recuperación para la reducción mamaria

La recuperación para una reducción mamaria quirúrgica son aproximadamente dos semanas, mientras que una reducción mamaria con liposucción asistida con láser: dos días.