Rejuvenecimiento facial en Tijuana B.C. México

Elimina las arrugas y renueva el colágeno de la piel.

Este revolucionario tratamiento es un procedimiento médico no quirúrgico para lograr el rejuvenecimiento facial pues no requiere cirugía ni tiempo de recuperación.

No es agresivo, elimina las arrugas y renueva el colágeno de la piel.

Es seguro, no causa efectos colaterales, no daña el tejido cutáneo.

¿Cómo funciona?

La energía de radiofrecuencia regulada, para cada área en particular, calienta las capas inferiores de la piel, mientras un gas refrigerante protege las capas externas. Ésta elevación de la temperatura provoca la contracción inmediata y a largo plazo del colágeno, tensando la piel y recuperando el contorno natural facial.

¿Cómo se aplica?

En sesiones de pocos minutos, en un ambiente relajado donde las radiofrecuencias trabajan reparando los tejidos internos y externos de la piel.

¿Es doloroso?

Es indoloro, el paciente siente una breve sensación de calor acompañada de frescura.

¿Se utiliza anestesia?

No requiere anestesia ni preparación especial de la piel o el paciente.

¿Sirve para cualquier tipo de piel?

Se adecua a cualquier tipo de paciente en particular en concordancia con el color y las demás características singulares de su piel.

A diferencia de otros procedimientos, la piel bronceada no impide su aplicación.

Actúa principalmente en el contorno facial (pliegues nasolabiales, líneas de la mandíbula, papada y el área por debajo del mentón) y puede ser aplicado en todo el cuerpo.

¿Qué tan efectivo es?

Es un tratamiento muy efectivo.

Al igual que en otros procedimientos médicos, los resultados dependen de las características de cada piel.

 ¿Cuándo puedo retomar mis actividades?

No requiere tiempo de recuperación. Se vuelve a las actividades normales inmediatamente.

¿Los resultados son duraderos?

A diferencia de otros tratamientos que tienen un periodo de vigencia determinado, la Radiofrecuencia produce una mejora substancial en la estructura de la piel.

Luego de la sesión la piel experimenta una paulatina mejoría hasta dos años después del tratamiento.

Cuando el proceso natural del envejecimiento cutáneo se vuelve a producir, se puede repetir el tratamiento.